martes, 12 de marzo de 2019

Lords of Chaos (2018) Jonas Akerlund - Reseña


Acabo de ver “Lords of Chaos” por segunda vez y la verdad funciona bastante bien para mí. Jonas Åkerlund —director de la genial Spun (2002), recuerdo el cameo de Rob Halford y el fragmento de Mother North que sale en una de sus escenas— nos sirve una película realmente transgresora con gatos ahorcados, un ratón crucificado — no me ufana la crueldad animal, solo describo lo que vi— un cantante que se corta el cuello y se vuela la tapa de los sesos —in memoriam—. También hay muchas secuencias de sexo —probablemente la 1ra escena de una pareja fornicando luciendo un corpse paint— tenemos adolescentes haciendo el desmadre; vandalismo, iglesias ardiendo, violencia, y gore explícito, guiños a pelis como Brain Dead, Halloween, Die Hard y un genial soundtrack; si eso no suena entretenido, ustedes están más muertos que Dead.  


El soundtrack


Ahora bien, cómo demonios vamos a ver una peli sobre el black noruego en el que no se incluya un soundtrack cargado del True Norwegian Black Metal, inventado por Øystein Aarseth y compañía? este pecado capital es la punta de lanza más mortífera que han utilizado sobre todo los detractores del film. No hay mucho Black Metal, es verdad. Pero tenemos a MAYHEM, SODOM, ACCEPT, SARCOFAGO, BATHORY, DIO, DEAD CAN DANCE, TORMENTOR, TANGERINE DREAM y otro resto más. Lo cierto es que Åkerlund no la tuvo fácil; toda esa mala leche y resistencia ofrecida por las otras bandas del desvanecido Inner Circle (DARKTHRONE, EMPEROR, entre otras.) quienes se negaron a tener algo que ver con el film. Cabe entonces pensar que la falencia de Black Metal en el soundtrack, no es solo culpa del director.  Pero Åkerlund sí se aseguró de que la música de MAYHEM —contrario a lo muchos piensan— apareciera de forma oficial gracias a la familia de EURONYMOUS y de otros miembros de la banda. La música de BURZUM —en cambio— nunca fue tenida en cuenta por el director; dudo mucho que de haberlo intentado, hubiera mucha suerte. Por lo tanto, el único corte real de MAYHEM que se escucha en el filme es “Funeral Fog”, el resto como “Pagan Fears”, “Freezing Moon” o “Deathcrush” son cortes re grabados por una banda que se hace llamar los MALPARIDOS.




El director
Pienso que no es justo que se ataque al director por no haber consultado a las fuentes “originales” para el armado del guion. Conviene tener presente que así el gigantón de Jonas Åkerlund, haya rodado videos de Madonna, podría conocer mejor que tu el Black Metal. En primer lugar, estuvo por un tiempo fugaz codeándose junto al mismo Quorthon, cuando juntos dieron nacimiento a una clara influencia para el BM noruego, la crucial BATHORY. En segundo lugar, Åkerlund conoció personalmente a todos los involucrados en la historia, incluyendo al mismo Per Ohlin alias Dead. Incluso, pueden echar un vistazo al mítico videoclip “Bewitched” de CANDLEMASS, dirigido por el mismo Jonas Åkerlund en el que sale Dead haciendo cara de necesitar un exorcismo. "Nunca antes había profundizado tanto con una de mis películas, como lo hice con esta." comentó Åkerlund en una reciente entrevista para www.hollywoodreporter.com. "Yo mismo escribí (el guion de) Lord of Chaos y es una historia muy personal y cercana. Yo conocí a toda esa gente. (...) Per era mi amigo. Y todos quedamos impactados con su suicidio."

Bewitched (Fragmento con Dead)



Los señores del caos: como libro
Sí has leído el libro sabes que era imposible rodar una película con él. No se trata propiamente de una novela de narrativa, o de un biopic como la película. Lords of Chaos (libro) es ante todo un comprensivo ensayo con enfoques sociológicos, religiosos, culturales y periodísticos, aunque otros tantos dirán que el libro es amarillista y sensacionalista, que parece más una novela del estilo true crime. Pero lo cierto, es que yo no tomaría tan a la ligera el trabajo de sus autores, que no dejaron ni una sola piedra sin levantar, porque tanto Michael Moyniham como el noruego Didrik Søderlind, a mi modo de ver, no solo capturaron el momento, sino que también incluyen gran cantidad de datos comprobables, citas y entrevistas con los protagonistas de esta historia, incluidas varias con el mismo conde, así, él mismo lo reniegue en muchas de sus posteriores apariciones mediáticas. Otro aspecto diferente a la película es que el libro documenta todas las bandas más cercanas al Inner Circle: DARTHRONE, IMMORTAL, ENSLAVED, SATYRICON y por supuesto EMPEROR, de la que nunca se habla en toda la película. Craso error porque Bård Faust es uno de sus personajes secundarios. Podríamos pensar que Åkerlund no se le ocurrió tan siquiera insinuar que Faust es el baterista del espléndido “In the Night Side Eclipse” pero sí tuvo tiempo para documentar la brutal matada que le pegó al homosexual por el que pagó 14 años de encierro. Finalmente, el libro también recrea y la película naturalmente no, el asesinato de Sandro Beyer en 1993, a manos de los integrantes de la banda alemana ABSURD, integrada por un trío de adolescentes de 17 años comandados por el nazi de Hendrik Möbus.

COPIA PERSONAL LOC 1ra EDICIÓN

Los señores del caos: como película
Lo dije al inicio, Lords of Chaos como película funciona bastante bien, sea mierda o no el libro. Igual, toda biografía o biopic es una reconstrucción o representación subjetiva de la realidad, propuesta por el director/guionista. Este no es un film propiamente sobre la historia del Black Metal, es un drama, con pizcas de humor y terror por aquí y por allá. Para ver un film como este es conveniente que olvides todo lo que crees saber sobre el black noruego y te entregues a verla como si fueras un niño de 10 años, el cual no sabe que está próximo a tener una pesadilla. Desgraciadamente el Black Metal es conocido menos por su lado musical, y más por su lado truculento y sensacionalista. Los suicidios, los asesinatos y la quema de iglesias, eclipsa todo lo que tiene que ofrecer el BM como género musical, que se supone es la parte que nos debería importar. Con todo lo dicho, Lords of Chaos (la película) se enfoca casi exclusivamente en el asesinato frenético de Euronymous (1993) a manos del “Conde” Greifi Grishnackh. Las escenas de la creación de MAYHEM (1983), la fundación de la tienda Helvete o el nacimiento del sello Death Like Silence, son utilizados como recursos de ambientación o cronología histórica, poco más. Åkerlund abandona ese enfoque para centrarse en la idea de humanizar y desmitificar a los personajes, que según él, han sido por años retratados por los medios o documentales como personajes totalmente desalmados. Esto se ve reflejado en el personaje ficticio de Ann-Marit (interpretada por la sexy Sky Ferreira, que delicia de chica) Su relación sentimental con Euronymous es solo un artilugio de ficción utilizado desde el guion, para manipular las emociones de los espectadores.



En este mismo orden de ideas, el personaje de Euronymous, interpretado creíblemente por el flacucho actor Kieran Culkin (que es menos famoso que su hermano mayor, pero más talentoso) lo retrata como un tipo de “científico loco” que mezcló un estrambótico corolario de ideas y locos componentes que terminaron por explotarle en la cara. Euronymous prácticamente muere siendo víctima de su propio invento. Su personaje tiene varios matices, puede ser sensible y blando en el fondo, pero tiene también un lado odioso dispuesto a tomar los créditos por las acciones realizadas por sus amigos, cuando él en realidad solo quería divertirse. "Toda esta mierda malvada y oscura se supone que debería ser divertida" dice en una de sus líneas Euronymous, casi al final del filme, cuando todo está patas arriba.



Mientras que por su parte, Emory Cohen, el "gordo y judío" —citando las propias palabras que Varg escogió para referirse al actor— que interpreta a Kristian Vikernes, es retratado como un personaje torpe y retraído. Tras cometer sus acciones radicales, se convierte en un Rockstar follador —Vince Neil le queda en pañales— satánico, pagano y neonazi. Posee una risa psicopática que se deja escuchar solo cuando está incendiando las iglesias, la cual se vuelve un rasgo de su maldad. Entre otras cosas, la película fue rodada en Budapest y solo unas cuantas tomas de ambiente en Noruega. Precisamente, la quema de iglesias son un logro artístico importante. El plan de la producción fue buscar iglesias reales que necesitaran alguna remodelación. El trato era si dejaban incendiar la iglesia hasta los cimientos, les construirían un templo totalmente nuevo. Vaya las ironías que tiene la vida. Finalmente, para terminar con el tema de Varg, diré que él es retratado como “el hombre del saco” —es el coco, si lo prefieren— de esta historia, el film lo vuelve a recalcar pero además lo hace con imágenes crudas, impactantes, calcadas totalmente de la realidad. Por ejemplo, queda claro que el asesinato de Euronymous a cuchillo por Vikernes, no fue en defensa propia. La precisa recreación sediciosa del asesinato atina hasta en el número de puñaladas. Vaya abracadabrante clímax final, con chorros de sangre y realismo incómodo. Sin duda aquella no fue la noche en que BURZUM mató a MAYHEM, fue la noche en que la leyenda se hizo mito, pues no hay mejor ardid publicitario que la misma muerte del artista.

4 comentarios:

Javier Deazza dijo...

Excelente reseña.. la película es chévere y.... de ahí ...el que no conoce debe ver los documentales y probar auténtico black metal.

Jorge A. Trejos I. dijo...

Gracias por comentar maniac !!m!!

Unknown dijo...

Excelsa reseña!!! Ya vi tres veces la peli y me gustó la calidad de actuacion de todos se que hay cosas que quedaron afuera acerca de los hechos reales pero como pelicula es muy buena y akerlund supo buscarle la vuelta de tuerca a pesar de los pormenores conosco muy bien la historia real pero valoro profundamente su trabajo.Buena reseña 👏👏👏👏👏

Jorge A. Trejos I. dijo...

Hey Unknown, mil gracias por leer y sobre todo por comentar. En efecto, nos ratificamos en sostener que LOC funciona bastante bien como largometraje.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...