martes, 16 de julio de 2019

1985 - The Fifeteen Filthy (Las 15 Mugrosas) Un TOP de Canciones Heavy Metal creado por el Gobierno


Hace más de 3 décadas atrás que un grupo de alborotadas esposas de políticos del gobierno norteamericano, conformaron un comité que pretendía vigilar los productos culturales que sus hijos consumían, más especialmente la música rock, la cual consideraban que promovía antivalores como la violencia, la promiscuidad, el consumo de alcohol y drogas, el ocultismo, etc.. Así nació en 1985 el PMRC (Parental Music Research Group). Liderado por Tipper Gore, esposa del (en ese entonces) senador Al Gore de Nashville, Tennessee; quien quedó bastante preocupada cuando escuchó que su hija estaba cantando un fragmento de la letra de “Little Nikki”, una canción del difunto Prince, la cual tiene una directa alusión a la masturbación. El PMRC en asocio con el NPTA (Asociación nacional de Padres-Maestros) le exigieron a la RIAA (Recording Industry Association of America) que atendiera el derecho que tienen los padres a monitorear la música que escuchan sus hijos. La RIAA para evitar posibles demandas atendió la sugerencia y creó un tipo de nomenclatura que alertaba a los padres cuando la música traía letras o alusiones directas a (D/A) drogas y alcohol, (V) violencia, (O) ocultismo, o (X) sexo. No contentos con estas etiquetas, los del PMRC realizaron un TOP de canciones que denominaron las Filthy Fifteen (15 mugrosas) con las que conformaron una de las primeras listas de Heavy Metal en la que por cosas del destino, o quizás por cosas de la estupidez humana, se podía encontrar por primera y última vez, los nombres de artistas como Madonna, Cyndi Lauper, Prince junto a agrupaciones como Mercyful Fate, Black Sabbath o Venom, veamos:

LAS 15 MUGROSAS DEL PMRC

1.“Eat Me Alive” — Judas Priest, (X)
2. “Bastard” — Motörhead, (V)
3. “Darling Nikki” — Prince, (X)
4. “Sugar Walls” — Sheena Easton, (X)
5. “(Animal) Fucking Like a Beast” — W.A.S.P, (X)
6. “Into the Cover” — Mercyful Fate, (O)
7. “Strap On Robby Baby” — Vanity, (X)
8. “High ‘n’ Dry” — Def Leppard (D/A)
9. “We’re Not Gonna Take It” — Twisted Sister
10. “Dress you Up” — Madonna, (X)
11. “She Bop” — Cyndi Lauper, (X)
12. “Let Me Put My Love Into You” — ACDC, (X)
13. “Thrashed” — Black Sabbath, (D/A)
14. “In My House” — Mary Jane Girls, (X)
15. “Possessed” — Venom, (O)

Desde el punto de vista de los padres, es comprensible la preocupación que surge al querer saber qué películas ven sus hijos, qué libros leen o como en este caso, qué música escuchan. Pero este derecho a monitorear o “vigilar” es algo que solo debería competer a los padres de familia y no precisamente a las instituciones del gobierno, porque ellas deberían de ocuparse de cosas más relevantes como la educación, la salud, la economía y no la censura. Por eso si quieres saber en qué andan tus hijos, simple, tan solo habla con ellos y dedícales más tiempo. Por otra parte, la casa de brujas contra la comunidad rockera y heavy llegó a su cúspide el 19 de septiembre del ‘85, durante las audiencias conocidas como Rock Porn Hearings (Las escuchas de Porno Rock) los rockeros John Denver, Frank Zappa y Dee Snider, fueron citados para comparecer ante el congreso de Estados Unidos. Y aunque las intervenciones de los músicos fueron sólidas, llenas de buenos argumentos contra la censura del gobierno, poco importó, porque a partir de allí la RIAA cedió más terreno al PMRC al permitir que las portadas de los álbumes trajeran una etiqueta de “Parental Advisory Explicit Content” (Advertencia parental contenido explícito) que lo único que hizo en realidad, fue disparar las ventas de los álbumes que traían dicha advertencia. La censura del PMRC con su inútil etiqueta fue tan arbitraria que un año más tarde, ni el disco instrumental de Frank Zappa — Jazz From Hell (1986) se salvó de llevar esta marca, aún cuando no traía letras impresas, solo música. Esto confirma que bajo ninguna circunstancia se debe permitir que el gobierno inmiscuya sus narices en nuestros gustos personales. ¡Imposible!


martes, 21 de mayo de 2019

Memorias del metal en Bogotá - Sandra Mojica, Alexander Real (2015)


Sinopsis: esta es tan solo una recopilación de las memorias de cada uno de los actores que a través de sus vivencias forjaron el nacimiento de metal en Bogotá, con el único propósito de documentar y registrar esos acontecimientos de la cultura del metal, y otra forma hicieron posible que esto se llevara a cabo, aportando su grano de arena con una sola visión... el metal.

Crítica: estamos ante un trabajo documental realizado en 2015 por el colectivo Antífona, con el aval de Idartes, la alcaldía mayor de Bogotá y con la dirección e investigación de Sandra Mojica y Alexander Real. Para empezar, debemos decir que cada trabajo que incluya como propósito divulgar y preservar la memoria de un género como el metal en Colombia, debe ser recibido casi que con una ovación de pie. Ahora, este trabajo (asumo) no pretende tener la última palabra sobre la historia del metal en la capital de Colombia, pero sirve para abonar el terreno y podría decirse que la conversación queda abierta. Se incluyen entrevistas con muchos actores vitales para el surgimiento de este género musical como el Sastre de Mortdiscos, John Vargas de Tienda Top Musical, Jorge McKensie y Neurosis, Rodrigo Vargas de Darkness, Herejía, Gonzalo de Rolling Disc, mi viejo colega Bolash de Extreme mag, el escritor e historiador del Rock y Metal Carlos Reina, cuya obra imagino sirvió como marco teórico para este trabajo videográfico. Ahora, nunca se habla de bandas como Purulent (aunque se entrevista a Dani Paz de Blasting Recs) y se habla poco o nada de bandas precursoras como High Voltage, Tarkus, Bastard, Crash, Traphico, Hades, Ship, Kokoa o de sellos como Sylphorium Recs. Por tal motivo, pienso que este video puede ser complementado leyendo otro post publicado en nuestro blog llamado Bogotá Más pesado, Metal con historia (2009) el cual es una reseña sobre el libro de Carlos Reina. Ahora, para terminar, opino que por ratos se pierde el norte memorístico del trabajo, por ahondar en otras materias que no vienen del todo al caso. Por ejemplo, cuando se debate sobre el tema de los conciertos gratis, una actividad que conlleva tanto a cosas positivas (se expone de forma gratuita la cultura del metal a gente de muchas localidades en Bogotá) como a cosas negativas (en algún modo muchos consumidores/metaleros se mal acostumbran a apoyar solo eventos gratuitos y no los que son pagos, siendo estos últimos igual de importantes para el fortalecimiento de esta cultura) pero al ser Bogotá una ciudad tan grande y con tantas localidades y sub alcaldías pues es preferible que se inviertan recursos en eventos como estos a que los políticos se roben la plata. Finalmente, les recomiendo ver el video y dejarnos comentarios con sus opiniones. Asimismo, si conocen más trabajos documentales en video o texto nos gustaría poder conocerlos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...