viernes, 14 de junio de 2013

Ya estuve en el Museo de Asesinos en Serie de Pereira... Crónica y Reportaje Fotográfico



Escena del crimen, víctima de Ricky Ramírez


Días atrás ésta noticia me sorprendió muchísimo: “Museo de asesinos en serie abre sus puertas en Pereira”. Eso rezaba el titular de un reportaje fotográfico de la edición en línea del periódico el tiempo. Y por lo que se podía apreciar en la galería de fotografías, aquel lugar recreaba las escenas de algunos crímenes bastante famosos, perpetrados por algunas caras conocidas. Como la de Ed Gein, apodado “el carnicero de Plainfield”, también se podía reconocer al primer asesino en serie del bloque soviético, Andrei Chikatilo, alias el Carnicero de Rostov, o al ogro de Nueva York, el abuelito asesino, Albert Fish entre muchos otros. Ahora, espero me entiendan que cuando mencioné -caras conocidas- lo hice porque algo conozco sobre la materia, pero lo último que yo sin duda hubiera querido, sería haberme topado cara a cara con alguno de esos asesinos. Aunque para ser sincero, ese pensamiento era poco comparado con mis ganas de poner un pie en aquel lugar; de manera que me dije mentalmente lo siguiente:  ¡Museo de asesinos en serie,  allá voy!.

Lo primero que me propuse hacer fue encontrar dónde estaba ubicada aquella macabra atracción citadina, ya que no sé por qué razón, en el reportaje  del tiempo no se incluyó la dirección, pero eso lo resolví preguntando en el único lugar que se me ocurrió, en facebook. Pensé que alguien sin duda me podría dar alguna información. Así que compartí la publicación en mi muro http://www.facebook.com/cinexkrupulos, preguntando además si alguien conocía la dirección del museo y en cuestión de minutos y luego de varios me gusta que no resolvían mi pregunta, un escueto comentario indicaba la siguiente dirección: “Avenida circunvalar número 8- 42, entrada es a $12.000 pesos.” Bingo, eso era justo lo que necesitaba. Mi buen amigo y colega de Portafolio Cultural, se interesó en producir una nota periodística, de manera que le di la dirección para que contactará a los dueños encargados del museo y horas más tarde me llamó para decirme que nos habían concedido una entrevista a las 7 de la noche del día siguiente, el viernes 7 de Junio. 

El refrigerador de Dhamer

La tarde del viernes estaba bastante animada por el partido entre Colombia y Argentina por las eliminatorias a Brasil 2014, pero por mi mente pasaba otra cosa, conté las horas para que llegaran las siete de la noche. Cuando el reloj marcó las 6 y 10 de la tarde, yo estaba listo, vestido justo para la ocasión, tenis, pantalón de tela oscuro, chaqueta de jean y mi camiseta favorita con la cara de Charles Manson. A las 6 y 20 PM me encontraba a bordo de la ruta 2 de Urbanos Pereira, su recorrido comprende la calle 14 y la avenida circunvalar, el punto de encuentro que acordamos fue el café Juan Valdez, hora: faltando 5 minutos para las 7 de la noche. Cuando me bajé del bus el reloj de mi celular marcaba las 6 y 58 PM, pensé que había llegado tarde pero no, mi amigo no se veía por ninguna parte. Pasaron los minutos y solo se veían hinchas con camisetas de la selección que parecían muy contentos ya que la tri color había sacado un punto valioso en Buenos Aires. 

Casi a las 7 y 10 a paso apresurado llegó mi colega y su compañera. Al instante empezamos a caminar, recorrimos creo que una cuadra y media, cruzamos la acera y a lo lejos pude ver un letrero gigante que decía: Museo Asesinos En Serie. Un inmenso cuchillo de carnicero sobresalía del letrero, también se podía ver la cara de Ed Gein, así que finalmente estábamos ahí parados justo en la entrada, fuimos recibidos por uno de los dueños, un sujeto de unos 26 o 27 años de edad, mi primera impresión fue que el man tenía cara de buena gente y también un exótico acento como a mexicano, nos estrechó la mano y nos invitó a pasar: “Sigan, vayan conociendo el lugar, el guía se los mostrará mientras llega mi hermano.” Al pasar la puerta fuimos recibidos por una chica bastante guapa por cierto, alta, de tez trigueña, cabello largo teñido de rubio, tacones altos, ¿creo? Tenía un jean ajustado y una sexy camiseta negra con un estampado que decía Museo Asesinos en Serie el cual se acomodaba bastante bien a su seno izquierdo, tanto así que simulaba un efecto de 3D; acepto que esto último puede ser más un efecto de la luz tenue y de mi imaginación. La rubia, quien parecía que acababa de tomar un curso relámpago de asesinos en serie, nos dijo que el recorrido empezaba en la parte de arriba de aquella casa-museo. Por el camino fuimos dejando atrás, mientras nos dirigíamos a la escalera que conducía al segundo piso, personajes como Andrei Chikatilo, ubicado a nuestra izquierda, al fondo estaba Ed Gein, justo al lado de la escalera, también estaba una imponente figura del histórico personaje rumano que inspiró el personaje de la novela de Bram Stocker Dracula, conocido también como Vlad Tepes alias el Empalador. 

Jeffrey Dahmer y su refrigerador....


El recorrido apenas empezaba y ahí estábamos nosotros, subiendo las escaleras, guiados por una sexy rubia que también se volvía una atracción para el lugar, ella completaba aquel cuadro, decorado con elementos inspirados por Eros y Tánatos. Dicho en otros términos, esta chica posibilitaba una mezcla afortunada de belleza y muerte. La primera de las muchas habitaciones que visitamos fue la  de Richard Ramírez “el merodeador nocturno”, nuestra guía dijo que todos los modelos de los asesinos habían sido construidos a escala real. Este es “Ricardo Leyva Ramírez Muñoz”; me causó curiosidad que ella mencionó su nombre completo. “Fue acusado de 14 asesinatos, 5 intentos de asesinato, 9 violaciones” y mientras nos decía muchos otros detalles yo esperaba el momento adecuado para contarle a la gente en la sala una especie de boletín de última hora. Esa misma mañana del viernes 7 de Junio, Richard Ramírez el merodeador nocturno, cuya imponente réplica de unos 2 metros de estatura parada justo a mi derecha, había muerto en la prisión de San Quentin California, tenía 53 años. Luego de escuchar aquella noticia continuamos el tour por el resto de las habitaciones detalladamente decoradas de la casa museo, duró una media hora aproximadamente, hay otros asesinos como Jeffrey Dahmer, John Wayne Gacy o inclusive una réplica de la familia caníbal de Escocia, los Beane, de estos últimos jamás había oído, lo que me pareció raro ya que supuestamente esta familia sirvió como inspiración para el guión de la película Las Colinas Tienen Ojos (1977). Me sorprendió bastante la exhibición de un vestido real de una víctima de Albert Fish, también había un par de cráneos humanos, que habían servido a Ed Gein como utensilios de cocina, además de otros suvenires, todos adquiridos en una subasta, más adelante me enteré de que pagaron un promedio de ocho millones de pesos por aquellos siniestros y exóticos suvenires. 

Dahmer refrigerador

Dahmer

Al terminar el tour pensé que acababa de tener una experiencia con un perfecto equilibrio entre lo instructivo y lo recreativamente morboso. Cada detalle había sido cuidadosamente diseñado y puesto en su sitio; la verdad es que tuve la sensación de estar parado en una escena del crimen real sin estarlo. Entretanto, había llegado el momento de conocer a los creadores del museo, y así fue: “Mi nombre es Iván Vélez y el mío Marlon Vélez” se presentaron los dos hermanos. A medida que avanzaba nuestra conversación, estos genios de lo macabro bromearon acerca de que la gente les llamaba jocosamente como “los gemelos del terror”; ahora entiendo que no les quedaba nada mal aquel apodo, pues ellos eran los directos responsables de aquel minucioso y exigente montaje, de tan intrincados efectos especiales, la escenografía, de haber modelado las figuras de su museo a escala real, confeccionaron la ropa, insertaron cada hebra de cabello y pestañas, “que son reales, nosotros también inventamos una forma de hacer que la sangre luzca mejor y de que no pierda el color con el tiempo” dijo uno de los hermanos mientras acentuaba una mueca de satisfacción por el logro alcanzado.  Los dos hermanos vivieron en México por unos años, lo que explicaba su acento y el hecho de que fueran tan extremadamente talentosos al momento de crear los efectos especiales, el maquillaje y producción de tipo cinematográfico que tiene todo el museo, pues precisamente eso fue lo que estudiaron y perfeccionaron en su estadía en el país azteca. Y según nos dijeron su pasión empezó desde muy temprano. “Empezamos desde muy pequeños, fuimos mejorando con el tiempo, hacemos esto porque es lo que más nos gusta y no tenemos que trabajar  para nadie, solo para nosotros mismos”.  

Dahmer cocina

Más de detalles de la escena del crimen de Dahmer

Máscara de piel humana de Ed Gein
Y no hay nada mejor que ver a alguien ganarse la vida haciendo lo que le gusta. Recuerdo que tanto la guía como los dueños, mencionaron que en el mundo, contando el de Pereira, había sólo cuatro museos de ese estilo, y estaban casi en lo cierto. Esa misma noche cuando regresé a casa, busqué en Google datos sobre estos museos; pude confirmar que hay dos en Estados Unidos, varios en Europa,  en España hay cuatro y otro en Rothenburg, Alemania. De todos estos el más antiguo es el Museo De Historia del Crimen ubicado en Scotland Yard, Inglaterra. Hogar dulce hogar del primer asesino en serie conocido por el mundo moderno, Jack El Destripador, al que a propósito nunca pudieron atrapar. La historia del museo empezó cuando en 1869, se erradicó un acta, el Prisoners Property Act (acta de Pertenencias de Prisioneros). Dicha acta permitía que la policía conservara objetos que pertenecieron o a las escenas de los crímenes, a las víctimas, al asesino o criminal. A medida que empezó a crecer la colección, también el lugar donde se almacenaban, así nació el museo de historia nacional del crimen, que no está abierto al público en general, sólo se permite la entrada de personal autorizado que van desde policías, forenses, patólogos, cursos de criminalística, perfilación de asesinos en serie. 

Albert Fish

 En lo personal estoy convencido de que este tipo de museo podría ser útil pero sobre todo instructivo no solo para el público en general, pienso que además sería pertinente que instituciones como la Policía Nacional, los cursos de criminalística o de Psiquiatría forense, se acercaran al museo, porque más allá de la truculencia o de la espectacularidad de la exhibición, existe una intención de corte educativa, que intenta enseñarle a la ciudadanía de Pereira que además de la violencia derivada del narcotráfico, existe otro tipo de violencia, que es real, asesinos como los de este museo, existen y por desgracia continuarán existiendo, así que no hay nada de malo con instruirse un poco en el tema, además recordemos que Pereira no es tan ajena al tema de los asesinos en serie, pues nada más y nada menos, Luis Alfredo Gravito, el monstruo acusado de matar a más de 144 infantes, vendía arepas en el barrio Berlín en Pereira, arepas que irónicamente la gente decía que eran bastante deliciosas.  Por otra parte, y para ir cerrando el tema de los otros museos, me enteré que a diferencia del museo nacional del crimen de Scotland Yard que abre sus puertas solo a un público específico, los demás museos sí están abiertos al público en general. Por una módica suma que oscila entre los 26 dólares, unos 50 mil pesos, se puede obtener un tour un poco similar al que uno obtiene aquí en Pereira pagando solo 12 mil módicos pesos. 

Albert Fish el Ogro de Nueva York

Escena del crimen Albert Fish

Una vez concluyó la entrevista, me tocó el turno de tomarme una foto con el asesino en serie que yo quisiera, eso además lo incluye el tour por el museo, la diferencia es que yo no había pagado, pero uno de los hermanos inclusive insistió que yo podía tomarme las fotos que quisiera. Y bueno ahí estaba yo un poco emocionado y hasta pensando en voz alta algo que nos produjo risa a todos… ¿Con quién me tomo la foto?; que si con Dhamer, Vlad Tepes, con Gacy o Ricky Ramírez, habían tanto de donde escoger que me sentí como en Disneylandia. Pero al final me decidí por un sí se puede llamar “clásico”. Ed Gein, su historia inspiró al personaje Norman Bates de la novela y posterior película Psicosis (1960), dirigida por Alfred Hitchcock, también sirvió como inspiración para crear el personaje de Leatherface (Cara de Cuero) de la archí famosa película Masacre en Texas (1974). Así que con todo ese prontuario criminal, Ed Gein había hecho los méritos necesarios para que yo me sacara una foto junto a su réplica. Aunque realmente fueron dos fotos, una de perfil, yo agarrando el hacha para cortar carne, en la otra foto posé justo al lado de Gein, quien está sentado mientras cose una de sus numerosas máscaras de piel humana, realistamente confeccionadas. Por último perdonará usted querid@ lector(a) que haya sido tal vez tan gráfico al describirles aquel sitio, pero así fue tal y como todo sucedió, por cierto usted no se imagina el tamaño de mi sonrisa al dejar el lugar, tanto así que unos pasos más adelante volteé para mirar el aviso por última vez: –Museo de Asesinos En Serie-  seguí caminando muy satisfecho por la experiencia lo reflejaban mis manos entre los bolsillos de mi chaqueta y la abrumadora intención de regresar pronto. 

Hacha para rebanar hueso y carne de Eddie Gein, quien parece que también está posando para la foto ha ha!
 
Con mi TS de MANSON, el arte pertenece a MAXIME TACCARDI

Fishtales!!!!

Más detalles del escenario de Alrbert Fish

Y otra más del escenario de Fish

Eddie Gein.....


Tremendos detalles......

ED GEIN!!!! THE GHOUL OF PLAINFIELD......

 Publicado originalmente en:
http://www.fundacionportafoliocultural.co/254-museo-asesinos-en-serie.html

Por: Jorge Andrés Trejos Iturregui
Licenciado en comunicación
Universidad Tecnológica de Pereira

Fotografías por:
Giovanni Guisado Sepúlveda

16 comentarios:

Ignacio Brown dijo...

Al parecer algun dia me tendre que dar una vuelta por Pereira BN. A proposito de asesinos en serie, Richard Ramirez RIP. Haz planeado una nota al respecto?

Saludos

B.N.Fanzine dijo...

Hola Ignacio por acá bienvenido cuando quieras. Sobre Ricky Ramirez fue muy curiosos porque el murió el 7 de junio en la mañana, o al menos eso decían los boletines de prensa, y en la noche ese mismo día visité el museo de asesinos y le conté la noticia a la guía que al parecer todavía no se enteraba del fallecimiento, fue una coincidencia bastante rara. Sobre una nota de Ricky Ramírez sería interesante, buscar las canciones y películas dedicadas a él, no sé jajajaja.....

Cesar Pineda dijo...

Ignoraba completamente la existencia de este sitio en Nuestra Perla del Otun, que buen reportaje, me animo bastante para visitar el Museo

B.N.Fanzine dijo...

Dale brother gracias! es un sitio que vale la pena visitar.

Suerte!

Anónimo dijo...

Hola, apenas me entero de la existencia de este museo en Pereira, me gustaría saber si aceptan el ingreso de menores de edad.
Muchas Gracias.

B.N.Fanzine dijo...

Hey anónimo, la verdad no estoy seguro sobre los menores de edad, yo creo que sí, pero para que estar más seguro le recomiendo que llama a los siguientes números para + información....

Marlon Velez
314 622 7380 - 320 450 9463

Suerte!

johanna dijo...

hola esta bastante bueno tu reportaje la verdad no he ido, pues me lo imagine diferente, ahora quede muy entusiasmada y sin duda iré...

B.N.Fanzine dijo...

Que bien! es un lugar único y bastante raro teniendo en cuenta que este en Pereira.

juan andres agudelo vargas dijo...

super bueno tu reportaje mil felicitaciones, me podrían decir donde esta ubicado

B.N.Fanzine dijo...

hola la dirección es la siguiente:
“Avenida circunvalar número 8- 42, entrada es a $12.000 pesos.” Pereira.

Nekroccultus dijo...

TU BLOG ESTA MUY BUENO COMO DECIMOS POR ACA PERU ESAT DELA PUTA MADRE!!!

Anónimo dijo...

Este museo es una copia mal hecha del museo de asesinos seriales de mexico, es una verguenza

B.N.Fanzine dijo...

hola anónimo hay forma de ver alguans fotos del museo hecho en méxico???? sería bueno, para compararlos y saber que lo que estás afirmando es o no creíble.

Anónimo dijo...

Hola a todos. Tengo planeado un viaje para finales de Mayo 2014 y me encontre con este lugar. A mi esposo le encantaria visitarlo. Quisiera conocer los dias que esta abierto, los horarios, el precio y la direccion. Muchas gracias.

Anónimo dijo...

mandame un correo electronico que te envio las fotos y te das cuenta que es una Expo pirata

B.N.Fanzine dijo...

hola anónimo disculpa si no había visto tu comentario me puedes enviar las fotos a b.n.fanzine@gmail.com estaría muy agradecido. Como dato adicional el museo al parecer quebró y ha sido cerrado, tengo entendido que los sujetos que hicieron el museo, los dueños, estudiaron en México, puede ser que hayas copiado las figuras de allá? estaré encantado de verlas, esta pronto anónimo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...