domingo, 21 de noviembre de 2021

Sepultura (1991) Arise - Rough Mixes o el "Mix" perdido de Scott Burns


Cuando SEPULTURA soltó esa bomba llamada Beneath the Remains en 1989, levantó una gran polvareda que le voló los birretes y las sombrillas a más de un desprevenido pero exigente fan de Metal anglo parlante. Dicen las malas lenguas que a nuestros paulistas los miraban por encima del hombro. Algunos no les daban mucho crédito porque pensaban que provenían de alguna húmeda y espesa jungla de la Amazonia, otros pensaban que su álbum debut era solo un cúmulo de ruido mal producido, y muchos otros a pesar de que el Schizophrenia (1987) fue el debut de Andreas Kisser, y también, fue mejor en sonido, composición y ejecución, que sus 2 producciones anteriores (Bestial Devastation´85 / Morbid Visions´86), no era suficiente y no terminaba de convencerlos del todo. Parece ser que muchos tenían problemas porque la camisa del Thrash no le ajustaba del todo al veloz sonido selvático de los 4 fantásticos de Belo Horizonte. pero eso poco importaba, porque desde el principio la banda ya tenía una meta trazada, tenían que salir de Brasil para abrirse camino afuera. Es así como Massimiliano (Max) Cavalera viaja a los Estados Unidos camuflado como un empleado de Panam Airlines y con una maleta llena de cintas con demos del Schizophrenia. Una vez allí, recibe la ayuda del periodista Borivoj Krgin, quien le consigue citas con la Combat, Noise y la Roadrunner. Pero el único sello que picó fue la Roadrunner, que ignoraban que tenían un pez gordo en la línea. El trato de 8 mil dólares que se dobló a más de la mitad cuando el disco salió, traía en la factura los servicios del reconocido productor Scott Burns (quien ya había calibrado perillas a OBITUARY, MORBID ANGEL, DEATH, etc.). Monte Conner (por aquel entonces nuevo director artístico de la Roadrunner) metió a Burns en un avión rumbo al mismo Brasil. Entre el 15 y el 28 de diciembre de 1988, Burns hizo el registro del 80% de lo que sería el Beneath the Remains (1989). Pardójicamente, Scott Burns vivió en carne propia la inseguridad de un país tercermundista, pues fue víctima de robo, cuando caminaba por las calles calurosas de Río de Janeiro.



Una vez de regreso en USA, Burns y Max C. acabarían de grabar voces y de producir el disco que saldría entre abril o mayo del ´89 y significó un éxito en ventas inmediato. Vendió un cuarto de millón de discos en todo el mundo, en menos de un año, vaya fenómeno. SEPULTURA se graduó con honores al ser parte del cartel del prestigioso Dynamo Open Air de Holanda, tocando el 4 Junio de 1990, junto a bandas como  SACRED REICH, DEATH ANGEL, o TROUBLE. Los garothinhos descargaron los plomazos del Beneath The Remains y dejaron a todos con la boca abierta. Pero era tiempo de seguir adelante con el trato con la Roadrunner, que demandaba un segundo disco. La banda entonces viajó a la Morrisound en la Florida para grabar el Arise (1991) otra vez junto a Scott BurnsCon "Arise" declaró Monte Conner, "Sepultura hizo un gran salto hacia adelante, con Arise fue cuando el moderno Sepultura nació, Beneath the Remains, era Sepultura tratando de definirse a sí mismos, pero Arise es cuando enfocaron su sonido y descubrieron quienes eran".1  Después de pasar un mes y medio metidos en la Morrisound entre sesiones de grabación y fiestas interminables, la banda se concentró en montar una mini gira por Brasil y dejó que Burns trabajara en la que sería la primera mezcla del Arise. Sin embargo, el resultado no le gustó a Monte, quien pensaba que era demasiado cruda para el potencial del futuro álbum. 



"Cuando Scott Burns presentó la mezcla de Arise" recuerda M.Conner, "No creí que estuviera a la par. Después de todo, teníamos expectativas muy altas para con ese álbum. Tenía que tener el mejor sonido de todos. Sentí que la mezcla era poco pulida y cruda. Y tras haber volado hasta Tampa y de  tratar de que Scott arreglara las mezclas, no tuve éxito. Así que decidí que Andy Wallace re-mezclara el álbum. Andy recién había terminado el Season in the Abyss de Slayer y por supuesto, él también mezcló el Reign in Blood y el South of Heaven. (...) La banda peleó conmigo como locos, fue la tercera guerra mundial. Estaban ofendidos de que no quisiera usar su mezcla, Scott tampoco estaba contento. Básicamente me convertí en un enemigo para Sepultura. Estábamos en guerra en ese momento. No querían tener nada que ver con esa mezcla". Algo de lo que se arrepintieron cuando escucharon el resultado final. Wallace fue el curador de la re-mezcla y de la producción total del disco. Sería el gran responsable de esa mole de sonido, montó los efectos de sonido industrial al inicio de temas como Arise o Dead Embryonic Cells, la percusión también marcó no solo un punto de quiebre, también se notó un giro, pues Igor empezó a incorporar sincopas y variadas pero tenues percusiones latinas que daban un salvático y exótico en cortes como Altered State. 


Las primeras canciones que escuchó Max con la nueva mezcla fueron "Dead Embryonic Sells" y "Arise"; quien no cabía de la emoción con el resultado final. "No tengo nada contra Scott, pero Andy Wallace le dio una nueva dimensión al Arise." declaró Max Cavalera, "Es un disco más maduro y complejo, aunque también más duro y agresivo". El resultado no pudo ser mejor, tanto que un año después, la misma banda solicitó que Wallace, produjera su siguiente álbum: el Chaos A.D. (1994). Por lo pronto, la Roadrunner fijó el 25 de marzo como fecha oficial del lanzamiento de Arise. Pero la banda quería poder enseñar el álbum a sus fans brasileños, ya que estaba fichada para una mini gira en Brasil, con una fecha incluida para aparecer en el Rock In Río II, junto a un cartel bastante ecléctico con grupos pop como INXS, New Kids on the Block, Prince, Billy Idol y con Faith No More, Judas Priest, Joe Cocker como cuota rockera y gebymetalera. Curiosamente, el sello accedió a prensar 20 mil copias en vinilo con la mezcla que Scott Burns hizo del Arise, el sello cedió ante la demanda del grupo con la condición de que esta edición se vendiera exclusivamente en Brasil. Dicha versión poco conocida del Arise, fue promocionada durante la aparición de SEPULTURA en el Rock in Rio II, el 23 de enero del 91. Como lo dije anteriormente, de esta versión de Arise, solo se prensaron 20 mil copias en vinilo que se  vendieron como pan caliente en una solo semana, justo un mes antes de que el disco saliera oficialmente en el mercado Internacional. 

Curiosamente, Paulo Jr. es creditado como bajista, pero, Andreas Kisser fue quien grabó todos los bajos. Finalmente, esta es la edición del Arise que posiblemente no lleguen a encontrar jamás y como señalé anteriormente, fue registrada, mezclada y producida por legendario Scott Burns. A continuación les dejo el poster del Rock in Rio II para que se hagan una mejor idea del cartel y para que intenten encontrar el pequeño nombre de SEPULTURA, asimismo, un poco más abajo pueden escuchar el disco completo subido a mi canal de youtube, el rip lo tengo hace un tiempo y como no aparece en ninguna otra parte lo he subido enteramente para el deleite que tod@s. Espero lo disfruten y comenten qué les ha parecido, no estoy diciendo que es mejor que la original, solo que es diferente y bastante rara o curiosa.  

   



Sepultura (1991) Arise - Rough Mixes LP Rip

1.Extraído y traducido de My Bloody Roots From.Sepultura to Soulfly and Beyond - The.Autobiography - Max Cavalera con Joel McIver págs. 83-84

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...