viernes, 7 de octubre de 2011

Easy Rider... El día en que el Rock'n'Roll y el CINE, Contrajeron Nupcias!


¿Rock y Cine?... ¡Más por favor!-
La película Easy Rider, ofrecería uno de los testimonios más sinceros sobre el ocaso de los decadentes años 60s. Además, también haría sonar campanas nupciales, notificando una de las uniones más longevas y seguras de la historia del ‘chow biznes’…  El matrimonio entre Rock ‘n’ Roll y el séptimo arte. Dennis Hooper, director, protagonista y guionista, no creyó importante encargar una banda sonora para Easy Rider; en vez de esto consideró, que la música que escuchaba en la Radio, mientras trataba de editar las 40 horas, resultantes del rodaje, podría ser mucho más efectiva. “Yo puse la música que escuchaba en la radio” comentó Hopper “Básicamente, así fue como armé el score (ED.Banda Sonora) Born To Be Wild y The Pusher fueron probablemente las primeras canciones que debí haber escuchado” y vaya que fue una gran movida, pues el éxito del film se debe también a la genial selección de canciones que acompañan a Wyatt (Fonda) y Billy (Hopper) en la búsqueda por esa Norte Ámerica, que a propósito nunca encontraron.

Nacido para ser salvaje!
Si bien, Easy Rider, no sería la primera película en fusionar Rock y Cine; recordemos las películas realizadas por los Beatles, Elvis Presley, Bill Halley & the Comets o el documental de Jean-Luc GodardSimpatía por el Diablo-1968” con música de los Stones; no obstante, sí sería, al menos la primera película gringa en hacerlo, utilizando sobre todo, artistas de Rock, no tan populares como las contrapartes citadas. Aunque de todas las bandas que conformaron la banda sonora, Steppenwolf, es sin lugar a dudas, la banda a la que mejor le sentaría el impulsito; a partir de allí “Born To Be Wild” sería convertido en un himno quizás tan popular como la marsellesa. Coreado por rockeros, motoristas y las generaciones que estaban por venir. En lo Personal, me parece la mejor canción de todo el score; marcó un antes y un después, inclusive, fue la primera canción que incluyo el término Heavy/Metal, de ahí que “Born To Be Wild” usualmente se cole, entre la lista de canciones precursoras del género en cuestión.

Los Motoratones
Sin embargo, atribuir a Steppenwolf, todo el crédito del exitoso score, de Easy Rider, sería adentrarnos en cierto oscurantismo. Hay que darle el crédito también a bandas como Smith, The Byrds, The Jimi Hendrix Experience, que contribuye otra de las composiciones más pesadas del film ‘If Six Was Nine’; también The Holy Modal Rounders, David Bowie. Éste último quién nunca estuvo conforme con el trágico final de la película, razones que casi terminan por auto excluirlo del proyecto. No obstante, Bowie termino aportando “Its All Right Ma (Am only Bleeding)” y escribió la letra de “Ballad of Easy Rider” ambas canciones grabadas e interpretadas por Roger McGuinn. Ahora bien, otro de los créditos importantes de la música de Easy Rider, se le debe a Stephen Blauner, quién adelantaría todo el papeleo con las compañías musicales dueñas de los derechos musicales, al final todos ganaron, y de paso descubrieron lo provechoso que sería de ahora en adelante, promocionar sus catálogos musicales en la gran pantalla: Películas como More (1969), Zabriskie Point (1970) con música de Pink Floyd y Woodstock (1970) de Michael Wadleigh, seguirían el camino abonado por Easy Rider...

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...